¿Fobia: Huir o enfrentar?... ¡ese es el dilema!



Las emociones son parte de nosotros y, por lo tanto, los miedos también. Una fobia es una reacción desproporcionada, con miedo intenso e irracional a un objeto o una situación concreta.


Pero si las emociones nos ayudan a responder en diferentes niveles, por qué a veces nos dificultan la vida, qué debemos hacer cuando tenemos una o más fobias.


Las emociones son parte fundamental de nuestras respuestas y reacciones. Nos ayudan a responder de 3 formas ante una situación o estímulo: cuando son adaptativas es nuestro cuerpo que responde desde la biología y entonces si nos asustamos nuestro corazón palpita o sudamos, por ejemplo. Una emoción también puede tener una respuesta cognitiva subjetiva, brindándonos ideas respecto de lo que estamos sintiendo. Lo que permitirá desarrollar la última función, que es la conductual expresiva, es decir, hacer algo con lo que sentimos y por lo cual nuestro cuerpo ha reaccionado.



Somos pensamiento + sentimiento + biología


Tal como lo comentamos en el artículo anterior “No dejes que el miedo te domine, domínalo tú a él” (te dejo el link por si deseas leerlo https://www.psicologiayenergia.com/post/no-dejes-que-el-miedo-maneje-tu-vida-man%C3%A9jalo-t%C3%BA-a-%C3%A9l), tenemos que recordar que existen algunas emociones básicas, dentro de las cuales está el miedo.


El miedo cumple una función muy importante para nosotros y nuestra supervivencia, nos mantiene en alerta. No obstante, el punto de partida de los trastornos de ansiedad es el miedo. Si éste se mantiene por un periodo de tiempo prolongado o ante situaciones no justificadas produce alteraciones en el estado de ánimo, provocando ansiedad.


Decimos que la fobia es irracional porque quien la experimenta tiene una idea exagerada y falsa acerca de la peligrosidad de la situación u objeto que se la provoca. Yo recuerdo que de niña les tenía fobia a las arañas, es decir, sufría de Aracnofobia y cuando aparecía una, no importando lo pequeña que fuera o incluso inofensiva (como la mayoría de las arañas de nuestro país) yo la percibía muy amenazante, sentía mucho miedo, sudaba, y tenía la increíble convicción que ese “bicho diminuto” podía ocasionarme un gran daño, lo que realmente no era así.



Las fobias son muy inhabilitantes, ya que cuando las personas saben que se tienen que enfrentar al objeto o situación fóbica, como por ejemplo hablar en público o ir a un lugar con mucha gente, solo el hecho de pensarlo les puede provocar un ataque de ansiedad (anticipatoria) e incluso ataques de pánico.



Las Fobias son miedos irracionales que paralizan


Los síntomas más habituales son:

  • Pensamientos distorsionados y desproporcionados ante el estímulo

  • Sudoración

  • Respiración anormal

  • Aceleración del latido cardíaco

  • Temblores y escalofríos

Tipos de fobias


En general las fobias pueden agruparse en 2 grandes tipos:

  • Fobias simples, que son un miedo desmedido a objetos o situaciones sencillas como lo que es contaba de la aracnofobia o fobia al dentista. Estas suelen comenzar en la niñez o la adolescencia. Este tipo solo se presenta frente al estímulo concreto por lo que, en general, no suelen complicar tanto a quien las sufre.


  • Fobias complejas, que provocan una discapacidad considerable y se desarrollan, a menudo, después de la adolescencia. Los ejemplos más comunes de este tipo son la Agorafobia, que es el miedo a espacios abiertos. También se puede temer a exponerse a lugares o en situaciones en las cuales la persona piensa no puede escapar, como salir de casa, viajar en metro, ir a un concierto donde habrá una gran multitud o en algo tan sencillo como estar de pie en una cola. Otra es la fobia social, que es el temor por ser observado y cuestionado en situaciones sociales.


Los estudios han demostrado que el sufrir de una fobia (no importa del tipo que sea), aumenta la probabilidad de tener otros miedos y fobias.


Causa de las fobias


Se pueden señalar algunas premisas básicas respecto de lo que puede originar que un ser humano sufra de un miedo tan extremo como son las fobias

  • Traumas durante la infancia (causa más común)

  • Traumas durante la adolescencia

  • Por imitación, es decir, es un comportamiento aprendido, como cuando hay un temblor y la madre grita y corre despavorida. Si el hijo pequeño observa esta conducta, es altamente probable que asuma como propio dicho miedo.

  • Costumbres culturales, como de tanto escuchar que las cucarachas son asquerosas y que causan repulsión que se asume como algo propio.


Las fobias, en general, se provocan por traumas



Como puedes haberte dado cuenta, las fobias se originan por un trauma que es apresado o guardado en el inconsciente. Por ello, es muy importante que se pueda identificar el su origen, de esta manera se puede liberar la fobia a través de terapia, ya que una vez que se conoce de donde viene, pasa al consciente, se entiende y se puede trabajar.


Las fobias generan conductas evitativas ya que si se ven expuestas las personas al estímulo fóbico pueden llegar a paralizarse.



Fobias: eventos de la niñez y que se arraigan en el desarrollo de la vida sin explicaciones aparente



¿Qué hacer cuando tenemos una fobia?


1. Indagar, con parientes, sobre experiencias de la niñez que puedan relacionarse con la fobia.


2. Desensibilización sistemática, que es entrenar en el organismo una respuesta incompatible con la ansiedad que se produce en la fobia, como la relajación. No se puede estar ansioso y relajado al mismo tiempo.


3. Exposición, en vivo o virtual, a la situación u objeto que causa el miedo, ya que por de inundación, exponerse al estímulo verlo en la tv, luego acercamiento al bicho real, acercarse cada vez más estímulo fóbico para controlar la respuesta.


4. Terapia cognitivo conductual (TCC), con sesiones personalizadas con un terapeuta capacitado en el tratamiento de fobias, quien durante el proceso terapéutico ayudará a identificar lo que une los pensamientos, sentimientos y comportamientos relacionados con la fobia, indicando al paciente cómo desarrollar la capacidad para enfrentarlos.


5. Técnicas para el manejo de la ansiedad, a través del control de la respiración.


Así es que a no desaminar que lo primero es decidirse a enfrentar el miedo, dejar de huir y avanzar en post de lograr una vida más armónica y feliz, vamos que podemos vivir sin miedos y sin fobias.

25 vistas