El covid-19 se ha llevado a un ser querido



En momentos tan complejos como los que estamos viviendo, nos enfrentamos continuamente a situaciones límites. De hecho, existen un ranking de situaciones estresantes o límites que debe enfrentar un ser humano y lo encabeza la pérdida de un ser querido.


El coronavirus ha provocado la muerte de muchas personas en todo el mundo y Chile no es una excepción. Amigos, familia, abuelos, e incluso niños que han estado luchando con enfermedades complejas por largo tiempo, hoy estando con sus defensas debilitadas, no han podido darle pelea al virus y han partido. Esta pérdida se hace más difícil aún, si consideramos que los protocolos para el manejo de fallecidos, de Casos de Covid-19, del Ministerio de Salud nos indican que se puede hacer una despedida de lejos o incluso más un “hito de despedida”, sin el fallecido(a).


Todo esto hace que, el perder a una persona que amamos sea mucho más difícil que en condiciones normales. Habitualmente, la superación de un duelo toma entre 6 meses a un año. Este proceso ocurre en 5 etapas:


Negación: donde la persona no acepta la muerte del familiar debido a que el dolor o shock emocional la supera. No tiene las herramientas para enfrentar tan difícil situación y simplemente se niega a aceptar que realmente pasó.

Ira: sus sentimientos cambian y ahora le da mucha rabia la pérdida, llegando incluso a cuestionar y responsabilizar a la misma persona fallecida por su partida. La ira aparece como una consecuencia de la frustración ante la irreversibilidad de la muerte.

Negociación: las personas comienzan a pensar que podrían haber hecho algo diferente para haber evitado la muerte de la persona amada. Hoy, en tiempos de pandemia, podrían pensar y si hubiese ido a verlo(a) antes, o si no la hubiese abrazado, quizás podría haber evitado su contagio. Se fantasea con haber podido hacer otras acciones y así haber evitado su deceso.

Depresión o tristeza: las emociones que predominan en esta etapa son un sentimiento de vacío y pérdida que produce una gran tristeza, un desánimo marcado e incluso los lleva a sentir que ya no hay motivo ni fuerzas para continuar con su propia existencia.

Aceptación: la emoción que reina es la aceptación del hecho de la partida de su familiar, que realmente ha fallecido y pueden a desde esta admisión sobrellevar, día a día, su ausencia, llegando con el tiempo a sonreír nuevamente y ser feliz.

Para que esto suceda es importante que la persona pueda comprender e integrar en su mente y corazón que la vida continua pero el recuerdo, cariño y momentos vividos con esa persona estarán para siempre en su memoria. “Aceptar no es olvidar”.


Muchas personas temen que si aceptan la muerte de su ser amado implicará que nunca más hablarán de él o ella, o que no existieron. Lo importante de esta etapa es valorar lo vivido con esta persona y mantener vivo su recuerdo, pero ahora desde el agradecimiento de su vida más que desde el dolor.

Aquellos que acompañan a los familiares que quedan, serán de gran ayuda escuchando pacientemente hasta que logren sanar la herida de la partida.

Si has perdido a un familiar producto del covid-19 u otra causa, aquí te dejo

5 sencillos y amorosos consejos para superar tu duelo

  • No te aísles, el dolor se intensificará.

  • Habla de tu dolor, saca lo que tienes dentro: cada pensamiento o sentimiento sin juzgarte, todo está bien.

  • Dale tiempo al proceso, pero no lo abandones ni evadas. Habrá momentos de llanto, de rabia, de vacío y dolor, para luego y poco a poco ser reemplazados por algunas tibias sonrisas y recuerdos alegres de quien ha partido.

  • Puedes escribir o grabar lo que sientes o piensas, eso te ayudará a vaciar tu dolor.

  • Ante la muerte, envíale amor a tu ser querido, prendiendo una vela cada vez que lo sientas necesario y ora o medita, según tu creencia.


Espero estos simples consejos te ayuden en tu proceso. Y si sientes que la situación es más de lo que puedes soportar, pide ayuda a un profesional, estamos preparados para asistirte y acompañarte en este proceso para hacerlo lo menos difícil posible.

Un abrazo...




54 vistas