De 1 a 10: ¿cuánto me cuido?



El “Autocuidado” o “cuidar de uno mismo” es un tema que está muy de moda, pero ¿qué hay detrás del cuidarnos? y ¿cómo podemos hacerlo?


En este artículo reflexionaremos sobre la importancia del autocuidado, de los factores que tenemos que considerar para estar bien y por qué puede costar algo de trabajo cuidar de uno mismo.



Partamos considerando que lo primero que hay a la base de cuidar a alguien es el cariño. Yo cuido a mi hijo o hija, a mi pareja, a mis padres, a mi familia o a mis amigos. Piensa por qué te nace cuidar de ellos sin pensarlo demasiado. Creo que llegarás a la misma conclusión que yo, lo hacemos porque nos importan y los queremos. Lo hacemos porque dentro de nosotros está ese sentido de subsistencia, de ayudar y solidarizar haciendo acciones, pequeñas o grandes, en las que procuramos que las personas a quienes estimamos estén bien. En sencillo, cuidamos porque queremos, cuidamos por amor.



Si has viajo en avión, habrás escuchado a los auxiliares de vuelo dar las instrucciones de seguridad, el uso del cinturón, del oxígeno y del chaleco salvavidas. Lo que tiene en común estas indicaciones es que primero debes procurar que tú tengas oxígeno o que te pongas el cinturón y luego ayudes a los que puedas.


¿Por qué crees que es necesario que lo hagas tú primero antes de ayudar a otro?, bueno, la respuesta es sencilla: "debes estar bien", debes estar con vida, para poder ayudar a otro. Continuemos esta lógica. Si para ayudar a otros debes estar bien, ¿te ocupas de estar bien realmente antes de poner los ojos de la ayuda y el cariño en los demás? Dicho de otra manera ¿te das primero a ti mismo, a ti misma, los cuidados y cariños necesarios para luego dárselos a los demás?



Yo creo que hay que partir por casa. Ocuparos en darnos a nosotros mismos los cuidados que le daríamos a nuestros seres queridos, para estar bien. No podemos dar lo que no tenemos. Si das cariño a las demás personas es porque tienes cariño en tu corazón. Lamentablemente, en esta cultura nos han enseñado que ponernos en primer lugar es egoísta y no lo es.


Según mi manera de ver las cosas, el ponernos primero hace que pueda estar bien conmigo misma, sin postergarme y siendo protagonista de mi propia vida. Lo que nos hace egoístas es olvidarnos que luego de ese paso están los otros y que ahí es cuando pueden recibir todo lo que pueda dar. Ser egoístas es no dar o no ayudar cuando podemos, pero luego de habernos ocupado de nosotros mismos.



¿Cuántas madres se postergan durante años, permaneciendo con una persona a quien no aman o de quien reciben malos tratos por el amor a sus hijos? Para que los niños crezcan en una familia “bien constituida”, ¿cuántas veces por trabajo o cuidar de otros las personas no viven sus propias vidas y viven para cuidar de otros, olvidándose incluso de sus propias necesidades afectivas?



Nos cuesta poner en práctica el AUTOCUIDADO porque implica mirarse a uno mismo y ver cómo nos hemos portado con nosotros mismas (os).



Quizás, ahora mismo te estás diciendo que te quieres y te cuidas lo suficiente, veamos, hagamos una pequeña prueba:


Responde muy honestamente, pensado de 1 a 10: siendo 1 nada o nunca y 10 es siempre o todo

1. ¿Cuánto tiempo dedicas, en la semana, a lo que te gusta hacer, a lo que te apasiona de verdad?

2. ¿Duermes, a diario, las horas necesarias para despertar realmente descansada(o)?

3. ¿Dedicas una hora para almorzar en un lugar adecuado para disfrutar tus alimentos?

4. ¿Divides tus horas del día y actividades ocupándote equilibradamente de tu mente, cuerpo, emociones, trabajo y familia?


Veamos cómo te fue…


  • Si tus respuestas están en promedio entre 1 y 3, déjame decirte que te has abandonado y te olvidaste de ti misma(o) y de tu vida. Estas viviendo una vida extrajera, una vida de otro o para otro.


  • Si tus respuestas están en promedio entre 4 y 6 estás ocupándote de ti no necesario, manteniéndote en un equilibrio que te permite algo de salud física, mental y emocional. Me alegro y te felicito.


  • Si tus respuestas son, en promedio, sobre 7 realmente te estás ocupando de ti como debe ser, pero no olvides que debemos ser empáticos y ponernos en el lugar de los demás y si vemos necesidades y podemos ayudar, es muy bueno que lo hagamos.


¿Cómo podemos ocupar el tiempo que tenemos en cuidar realmente de nosotros mismas (os) y mejorar nuestra salud integralmente?


Ahora te dejo las recomendaciones para mantener un bue autocuidado a nivel físico, mental, emocional y espiritual.


TIPS para el autocuidado físico



  • Aliméntate adecuadamente: comidas y colaciones sanas y cada 3 a 4 horas.

  • Duerme las 8 horas necesarias: así cuerpo y mente se repondrán.

  • Hazte un chequeo médico 1 vez al año.

  • Haz ejercicio, las rutinas adecuadas a tu estado físico son aconsejables para romper la rutina, liberar endorfinas y acelerar el metabolismo. Si lo haces al sol, además obtienes vitamina D.



TIPS para el autocuidado mental



  • Ejercita tu mente: Leer, hacer crucigramas, sopas de letras o sudoku mantienen tu mente activa.

  • Camina o maneja cambiando la ruta, de manera que obligues a tu cerebro a generar conexiones neuronales y se mantenga activo.

  • Dúchate con los ojos cerrados, procurando estar seguro y o caer, báñate con los ojos cerrados, de manera que tu cerebro calcule distancias para el jabón, para el peine, etc.



TIPS para el autocuidado emocional



  • Reconoce tus emociones, ponle nombre y si puedes comunícalas.

  • Mantente en contacto con los demás, somos seres sociales y las redes de apoyo son fundamentales para sentirnos bien.

  • Pregúntate cada noche cómo estas emocionalmente, antes de dormir evalúa qué has aprendido este día y con qué estado emocional te estas durmiendo. No te duermas en estado negativos, ya que programas negativamente a tu mente. Puedes cambiarlo orando o meditando.



TIPS para el autocuidado espiritual



  • Medita antes de dormir, en mi canal tengo una meditación guiada que puede ayudarte, te dejo el enlace: https://youtu.be/yYJRBz0ngW0.

  • Medita u ora al despertar, agradeciendo el nuevo día.

  • Limpia tus espacios, tu casa, tu habitación. Como es adentro es afuera. Un ambiente limpio libera bloqueos energéticos (feng Shui)

Bueno, les dejo estas reflexiones y posibilidades para hacer de nuestra vida cada día mejor. Si necesitas de mi apoyo contáctame.


Un abrazo de luz

20 vistas