Cómo potenciar nuestro sistema inmunológico naturalmente




Con esto de la pandemia muchas personas se han sentido muy estresadas, ya que ha implicado un cambio radical de los modos de vida: disminución de las fuentes laborales y de los ingresos, aumento de las horas de trabajo o de teletrabajo. Ha cambiado mucho nuestra manera de vivir en los últimos meses, mermando las actividades recreativas y las salidas familiares, los encuentros entre amigos, las rutinas de ejercicios en los gimnasios, las caminatas al aire libre, etc. En resumen, han subidos los estresores, o estímulos o situaciones que nos ponen tensos y estresados, y han bajado los elementos que nos ayudaban a controlar el estrés.


Nuestro sistema inmunológico es el encargado de defendernos de manera natural y espontánea de virus, bacterias, hongos, parásitos y eliminarlos de nuestro cuerpo. También reacciona ante sustancias nocivas de nuestro ambiente y combate cambios celulares que pueden generar enfermedades como el cáncer. Todas esas posibles causas de enfermedades se les llama antígenos.


Nuestro sistema inmunológico es el superhéroe de nuestro cuerpo al defendernos de enfermedades



Si nuestro sistema inmunológico funciona bien, no nos daremos cuenta que existe. Solo cuando enfermamos percibimos que algo falló en la barrera de protección de nuestro cuerpo. Si nuestro sistema inmune funciona correctamente nos protegerá de cualquier infección incluido el coronavirus.


El sistema inmunológico esta compuesto por células, tejidos y órganos que tienen la misión de captar los antígenos y generar una respuesta para mantener nos sanos. Para ello, cuenta con 2 caminos. Uno de ellos, es una respuesta “innata”, es decir, que el cuerpo, generalmente con las defensas ubicadas en el tracto digestivo y respiratorio, reaccionará para anular a la sustancia extraña. Si embargo, algunas veces, necesitamos una respuesta más poderosa y desde allí, se desencadenan otros procesos "adaptativos", en donde el cuerpo genera algunas sustancias para anular o bloquear el efecto del antígeno y así mantenernos sanos.


2 sistemas muy importantes en nuestra salud: sistema digestivo y sistema respiratorio


Así funciona nuestro maravilloso cuerpo para defendernos del smog, pesticidas, del cigarro, de una bacteria en la fruta mal lavada, etc.


No obstante, cuando nuestro cerebro capta estímulos que interpreta como peligrosos gatilla el sistema de estrés. De una manera muy sencilla, en nuestro Sistema Nervioso Central se produce la liberación de hormonas de estrés, como el cortisol, que ayudan a una pronta respuesta ante el estímulo estresante y permite contar con mayor energía en los músculos ya que se libera glucosa. Después de pasado el evento estresante los niveles de hormonas de estrés y glucosa deben volver a la normalidad. Si esto no ocurre comenzamos a sobre estimular el sistema y termina generando fatiga, enfermedades y somatizaciones tales como cefaleas, colon irritable, taquicardia, nerviosismo, dificultades para dormir, intolerancia, mal humor, presión alta, colesterol, infartos y accidentes vasculares cuando ocurre por tiempos muy prolongados.


Cuando los niveles de cortisol son muy altos lo que sucede es que bajan las defensas. Por lo tanto, es muy importante, escuchar a nuestro cuerpo y generar rutinas y conductas tendientes a mantenernos sanos y a potenciar naturalmente nuestro bienestar físico, emocional y mental.


Debemos crear rutinas saludables para nuestro sistema digestivo y respiratorio


Es bien sabido que nuestro cuerpo tiene la gran capacidad de auto regenerarse y curar las enfermedades. No obstante, es necesario, ayudarlo para mantener este estado.


cómo potenciar nuestro sistema inmunológico



Tips para potenciar nuestro sistema inmunológico desde el sistema digestivo


Lo primero es poner atención en la alimentación.

  • En el intestino delgado se ubican las bacteria que nos ayudan a mantener nuestro equilibrio (los lactobacilos), por lo tanto, cobra especial relevancia lo que comemos.

  • Preferir el consumo de alimentos crudos: como frutas y verduras.

  • Consumir alimentos ricos en vitamina A y betacarotenos: camote, zapallo, zanahoria, papaya, etc.

  • Alimentos con vitamina C: cítricos (naranja, mandarina, fresas, arándanos), pimientos, brócoli, kiwi. El zinc es clave para nuestro sistema de defensas.

  • Consumir yogurt de pajarito rico en lactobacilos

  • Consumir chucrut casero, ese que es fermentado en casa, que se lava con agua sin cloro y se condimenta con una buena sal gruesa de mar. Existen buenas recetas en internet.



Tips para potenciar nuestro sistema inmunológico desde el sistema respiratorio

  • Respirar conscientemente: amplia la capacidad pulmonar y controla las emociones, ya que provoca un cambio químico en nuestro cerebro disminuyendo el cortisol, y aumentando la endorfinas (hormonas del bienestar)

  • No consumir cigarros, cigarrillos ni nada que afecte nuestra capacidad pulmonar.

  • Realizar ejercicios de cardio

  • Meditar o hacer yoga trabajan potentemente la respiración.



Tips para potenciar nuestro sistema inmunológico en general

  • Escuchar música que les agrade como tangos, boleros, rock, pop, no importa la música que sea, lo relevante es que vibres con ella. Esto permite cambiar el estado de ánimo y estimular el centro del placer, liberando dopamina, hormona que nos activa y nos hace sentir bien.

  • Cuidar lo que pensamos, ya que el sistema inmune al detectar emociones negativas gatillará el sistema de estrés y con ello la baja de las defensas.

  • Andar de buen humor y evitar el enojo, porque estimula la producción de cortisol.

  • Controlar los miedos pues también bajan las defensas. Los miedos son aprendidos, por lo tanto, podemos desaprenderlos enfrentándolos desde su origen.

Así es que la invitación es que podemos estar sanos de manera natural y evitando el exceso de medicamentos para mantenernos en equilibrio y potenciando la capacidad que nuestro cuerpo tiene de auto regeneración o auto sanación…

5 vistas